Donde habitan los monstruos

Un tributo a la inocencia, la imaginación y la infancia, es la mejor forma de describir esta producción; basada en la novela infantil de Maurice Sendak; Donde viven los monstruos nos muestra al pequeño Max; un joven con mucha imaginación y energía, sin embargo solo piensa en jugar todo el tiempo, lo que lo lleva a molestarse cuando su hermana no le presta atención y los amigos de ella lo molestan y cuando su madre prefiere pasar tiempo con su novio que con él, sale de su casa a plena noche con su disfraz de lobo, corre por las calles, un bosque hasta que encuentra un bote, con él llega hasta una enorme isla y en ella se topa con unos grandes monstruos; de inmediato Max se identifica con uno de ellos, Carol, y se le une a provocar destrozos, esto provoca el enojó de los demás y amenazan con comerse a Max pero, gracias a su gran imaginación, inventa una historia donde describe como derrotó seres gigantes con sus increíbles poderes y lo convirtieron en rey. Ante esto, los monstruos deciden convertirlo en su rey; luego de divertirse un tiempo, Max propone construir un fuerte donde todos puedan vivir y protegerse juntos.

En la historia cada monstruo representa la vida de Max, Carol es la representación de la actitud juguetona y rebelde de Max que solo piensa en cómo divertirse; Judith es una representación de su mamá, es amigable con él y a la vez lo trata de controlar; Ira es sin duda el novio de su madre, un sujeto que casi no aparece puesto que Max sabe poco de él; KW, aunque aparenta una figura materna se puede apreciar que es la proyección de Claire, la hermana, con quien Max desea tener una mejor relación como cuando eran más jóvenes, pero ahora ella tiene nuevos amigos que en el mundo de los monstruos son las lechuzas, unos seres a los que no entiende y a quienes Carol no acepta; Alexander por otra por otra parte es la parte de niño tímido y vulnerable que no desea meterse en problemas.

Esta producción es un verdadero logro ya que aunque pareciera un film infantil, no es necesariamente una película para niños, está enfocada a provocar ese sentimiento de nostalgia por los tiempos en los que éramos niños y la imaginación nos permitía crear los más fabulosos amigos o sorprendentes mundos donde nosotros mismos decíamos lo que se podía o no hacer, donde éramos los reyes; debido a este toque sentimental apoyado por la buena música, Donde habían los monstruos se puede considerar como un verdadero éxito para chicos y grandes que extrañen ser chicos.

En lo personal me agradó la película, a pesar de que en ocasiones se vuelve un poco tediosa, es bastante interesante el tema de la inocencia de la imaginación infantil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s