500 días con ella

Todo el mundo ha sufrido por amor, o por desamor, y es precisamente lo que le sucede a Tom Hansen en esta historia que aunque parezca ser un film romántico, no lo es,  pues está lejos del típico final feliz de las comedias románticas; pero no cuenta con un fin trágico de los dramas.

500 días con ella, es una película que nos narra, la vida de Tom, quien conoce en su trabajo a una mujer y al instante descubre que es con ella con quien quiere pasar el resto de su vida, lo entretenido de la historia es que no te la cuentan de manera lineal; en un momento estás viendo lo que ocurrió el día 3 de su relación, al siguiente el día 194, y después el día 15; no sigue una verdadera línea, pero la historia es entendible y bastante entretenida; cada que cuentan un día distinto aparece una animación con un fondo de día de verano, haciendo alusión a la chica, señalando el día y si fue bueno para su relación, entonces el fondo se pone brillante y las plantas se ponen verdes, en cambio cuando se pelean o luego de que terminan el fondo es oscuro, triste, y los arboles pierden sus hojas. Otro de los contrastes que puedes encontrar, es como Tom ve a Summer y a su vida cuando están saliendo y como es después; cuando comienzan a salir, Tom  se encuentra tan feliz que hasta hace un musical con la gente que pasa por la calle,  pero cuando terminan y sale una canción romántica en su MP3 no la soporta; en los días felices, Tom es capaz de inventar las mejores frases románticas para las tarjetas, donde trabaja, pero en los malos simplemente no tolera la idea del romance;  y el contraste que personalmente encuentro más interesante es cuando al inicio enlista todos los aspectos de Summer que ama, sus rodillas, su sonrisa, su cabello, etc. y luego estas mismas características, ahora vistas desde otro ángulo es lo que más odia de ella. Estos pequeños detalles pueden parecer insignificantes pero la verdad es que dan bastante dinamismo a la película para que uno siempre esté entretenido.

Los personajes principales de la película son como muchos que podemos encontrar en cualquier comedia romántica, completamente opuestos; él es aburrido, tranquilo, tímido y es un firme creyente de que todos tenemos un destino predefinido, sobre todo en el ámbito del amor; mientras que ella es más amigable, le gusta salir a fiestas de mente abierta, le gusta divertirse y no cree que algo como el amor exista y aunque le gusta mantener algún tipo de relación, nunca busca nada serio con un hombre incluyendo a Tom; esto nos lleva a pensar que, como en toda comedia romántica, sus diferencias hacen que se complementen y al final ambos ceden un poco, él acepta estar sin un compromiso y ella acepta el amor; sin embargo, como dice al inicio de la película, esta no es una historia de amor.

Todo el tiempo, debido a lo acostumbrados que estamos a las películas donde el final es feliz y el hombre consigue a la chica, sabemos, o más bien, esperamos el momento en que las cosas se reconcilien entre Tom y Summer, queremos ese reencuentro que dé el toque final y perfecto al filme; desafortunadamente, este no llega como nosotros lo esperamos, debido a que ahora Summer ha encontrado a otro sujeto con el cual está comprometida, debido a esto Tom luego de muchos días de apatía total, consigue hacerse a la idea de superar sus sentimientos por ella, seguir con su vida y perseguir el sueño que siempre tubo de diseñar edificios, mas no puede en verdad dejar sus sentimientos atrás por la forma en como terminaron las cosas y es entonces cuando se encuentra con Summer por última vez y ella comenta que ahora en verdad ha cambiado, ha aceptado que nuestras vidas tienen un destino y que el amor realmente existe, cosa que ahora ya no cree Tom.

Sin embargo al final Tom decide que ya es momento de seguir con su vida y durante una entrevista de trabajo encuentra a una bella mujer, decide invitarla a salir y luego de pensarlo, ella acepta diciendo que su nombre es Autumm, como clara referencia a que Tom  va a avanzar a la siguiente etapa de su vida, ha dejado el verano atrás (Summer) y sigue el otoño (Autumm).

Orgullo y Prejuicio

Si hay una película de amor romántico y profundo, esa es Orgullo y prejuicio, filme, basado en la novela de Jane Austen del mismo nombre, que nos cuenta la vida de los Bennet, una familia de cinco hijas, de la antigua Inglaterra; la trama se centra en los conflictos románticos y en los problemas que pasan los padres, sobre todo la madre, de las jóvenes para casarlas, pues como era costumbre en aquella época, las mujeres debían casarse solas y ya que los Bennet no poseían mucho dinero, la Sra. Bennet trata desesperadamente de que sus hijas desposen hombres ricos, el padre de la familia, en contraste con su esposa, es un hombre tranquilo y sereno que si bien, se preocupa por el bienestar de sus hijas, no es partidario de que vayan a casarse solo por dinero.

En esta historia, la protagonista es Elizabeth Bennet, la segunda de las hijas, quien tiene un carácter fuerte que choca con la idea que se tiene del comportamiento adecuado de una mujer en aquél entonces; no acepta el hecho de solo casarse por conveniencia, sino que espera en verdad enamorarse. Entonces conoce al Sr. Darcy, por quien desde un principio se siente atraída pero debido a la actitud de éste, ella se aleja y se forma diversos prejuicios de él; sabe que es un sujeto orgulloso que se cree superior por su familia y dinero, es frio y muy directo a la hora de hablar; entonces ambos de carácter tan parecido que cada que se encuentran se nota la carga de un romance entre ellos.

El conflicto desde un principio se nota, pues es claro que a Elizabeth le parece atractivo el Sr. Darcy, pero al ver que actúa de forma prepotente y escuchar rumores de él y de cómo había tratado a sus antiguos amigos, de que él había influido en su amigo, que pretendía a la hermana mayor de Elizabeth, de alejarse de ésta, ya que consideraba que sería un matrimonio inconveniente para su amigo debido a  la falta de interés de la hermana, y la inferioridad de categoría de la familia.

Todo esto lleva a Elizabeth a sentir un verdadero desprecio por Darcy, pero no puede evitar de pensar en él, y cuando menos se lo espera, el hombre la sigue en la lluvia y le declara sus sentimientos los cuales había tratado de ocultar; la revelación produce un dilema pues Elizabeth siente algo por Darcy al mismo tiempo que lo desprecia por sus actos.

Ya que los sentimientos del Sr. Darcy son tan fuertes, pero a la vez es un caballero muy orgulloso, está dispuesto a no insistir en repetir lo que siente, pero se esfuerza por cambiar la opinión que tiene Elizabeth de él, ayudado a pagar el matrimonio de una de sus hermanas para encubrir su indecencia, reconciliando a su amigo con la hermana mayor y aclarando las falsas historias que ella había escuchado.

Así es como Elizabeth se da cuenta que siempre se ha sentido atraída por Darcy y lo acepta como su esposo; él pide su mano a su padre, quien acepta, terminando todo en un final feliz.

Lo interesante de la película es que muestra muy bien cómo eran las costumbres de la época, por ejemplo, el que se usara que las mujeres se casaran jóvenes y que mientras las hijas mayores de un matrimonio, la madre que solo genera rumores y no puede evitar presumir a sus hijas para darse importancia, y las reglas generales de comportamiento como que siempre hacían una pequeña reverencia al saludarse y despedirse con aquellos que no eran de la familia cercana o íntimos amigos; es destacable también que la madre de las cinco hijas siempre se dirigía a su esposo de usted.

Los personajes están muy bien interpretados y es fácil que los espectadores lleguemos a sentir empatía por uno u otro, lo que le da otro plus a favor de la película.

Otro aspecto bastante interesante, esta vez en cuanto a la calidad cinematográfica, son las tomas de cámara donde muestran los escenarios de las fiestas, las decoraciones victorianas y con un solo recorrido por la fiesta te enteras de muchas cosas sin que sean directamente mencionadas.

Una de las mejores películas de adaptación de libro a cine lo los últimos años, es una producción imperdible, sobre todo para aquellos que disfrutan del romance.

En el camino

Sal Paradise, es un neoyorquino tranquilo que desea darle más animo a su vida, desea vivir aventuras y conocer el mundo, buscar alguna mujer y casarse, acaba de divorciarse; el problema es que no encuentra como dar ese giro a su vida, hasta que conoce a Dean Moriarty; un sujeto de Denver que representa todo lo que Sal quiere para él, es un hombre que siempre vive al momento, disfruta su vida, no piensa dos veces las cosas; Dean solo las hace; tanto así que ha sido arrestado en diversas ocasiones por robo de autos.

Cuando se conocen es el inicio de la nueva vida para Sal; en diversas ocasiones a lo largo de los años, hace viajes a lo largo de Estados Unidos, desde Nueva York hasta San Francisco, siempre acompañado de su amigo Dean, sin embargo, esta amistad le cuesta la de sus antiguos amigos, puesto que todos se dan cuenta del tipo de persona que es, un hombre que nunca se ha importado por nada en realidad, aquel hombre que pocos años atrás era el líder del grupo por ser quien viviera con mayor intensidad, quien tomaba las decisiones y el alma de todas las fiestas, que no eran pocas, a las que asistían; pero ahora, algunos se habían casado, tenían familias y un hogar que mantener, no estaban más para aventuras por el país, buscando mujeres, bebiendo y fumando marihuana; todos los antiguos amigos de Dean, le advertían a Sal que tarde o temprano lo decepcionaría como había hecho con ellos, pero Sal, y su deseo por llevar una vida más al estilo beat que se encuentra tan de moda, hace caso omiso de las advertencias y parte con él a diferentes aventuras por la carretera, visitando bares, haciendo amigos y buscando mujeres, ya que Dean es un mujeriego que solía mantener un romance con una joven de nombre Camile, a pesar de que estaba casado y debido a su inestabilidad emocional, y tal vez mental, deja a su esposa Marylou, por Camile, pero al aburrirse de ella, regresa con su primer mujer sin dejar de ver a Camile; tiempo después, habiendo olvidado a Marylou y ya con una hija de Camile y otra en camino, luego de una pelea, ella decide echarlo de la casa y él entonces viaja a Nueva York  una vez más con la intención de olvidar todo e irse a Italia; sueño que queda en el olvido cuando Dean encuentra una nueva novia y gasta todos su ahorros en ella.

Debido a que las cosas parecen haberse calmado y Dean se ve cada vez más responsable al mantener a sus hijas y a su nueva novia, Sal decide hacer un viaje a México, pero al enterarse Dean, insiste en acompañarlos, incluso llevarlos en el auto que acaba de comprar pues desea divorciarse de Camile para volverse a casar y en México era mucho más barato el trámite que en Estados unidos. Ya en México, comienzan a ver que todo lo que habían escuchado del país era erróneo, pues no era un simple pueblo campesino, había grandes ciudades como Ciudad de México. El problema fue que la altitud de la ciudad afecta a Sal lo que le provoca fiebre, delirios y un desmayo y para cuando despierta Dean le dice que se ha divorciado y debe volver a Nueva York dejándolo sólo y a su suerte.

Ya que se encuentra mejor, Sal regresa a Nueva York y ahí terminan sus aventuras en la carretera con Dean, si bien lo volvió a ver un par de ocasiones, ya no era lo mismo, sin embargo, nunca le guardo rencor por haberlo abandonado lejos de casa, pues le había enseñado como vivir la vida.

Este clásico de Kerouak nos cuenta de forma autobiográfica, como un viaje físico puede convertirse en un viaje espiritual, el cual, puede cambiar nuestra forma de ver las cosas o nuestra vida entera, en En el camino, nos muestra como una persona muy tranquila se encuentra con quien le va a enseñar los secretos de una vida alegre, escuchando jazz, de viaje por la carretera; y vivir la generación beat de los años 60, todo muy tranquilo despreocupado de las obligaciones de la vida y solo buscando la siguiente emoción fuerte, que puede ser, robar coches o conducirlos a 180km/h y recorrer Estados Unidos de lado a lado, pasando por Denver, San Francisco, Chicago, Nebraska, Texas, etc.

Es un estupendo libro, que se ha vuelto un clásico de la literatura moderna volviendo famosa, las carreteras por las que pasaron Kerouac y Neal Cassady, el verdadero Dean Moriarty, al grado que cada año, cientos de jóvenes repitan este recorrido buscando vivir su propia aventura.

A pesar de que en un principio el libro es un poco tedioso, conforme avanza la historia se vuelve más rápido y frenético junto con las acciones de esta peculiar pareja de amigos, al grado de que no quieres dejar de leerlo hasta sepas como terminaron.